El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

  MySpaceFacebookYoutubeFeed RssContacto

 

 

03/02/2019
Dry River en la sala Copérnico (Madrid, 26/01/2019)

Con todas las entradas agotadas en la sala Copérnico, los castellonenses Dry River cerraron su gira “2038”, celebrándolo por todo lo alto con la grabación del directo para su próximo DVD.

Este no era otro concierto más de Dry River, era EL CONCIERTO, ya que este marcaba el fin de la gira y lo iban a grabar en directo. La gente había venido preparada para la ocasión con pelucas, pancartas, banderas y ganas, muchas ganas de disfrutar y de hacer disfrutar a la banda.

Empezaba el espectáculo con Fanfi, que nos vendría acompañando a lo largo de la noche para dar paso a distintos temas e invitados. En esta ocasión nos invitó a disfrutar de este “2038” al completo y dio la bienvenida a la banda al escenario.

Los miembros de la banda salieron al escenario hechos unos pinceles, con unos elegantes trajes color burdeos amarronado. ¿Quién dijo que no se puede tocar rock progresivo yendo de esta guisa? ¿Y los pinchos? ¿Y los cueros? Dry River volvían a romper con los estereotipos sin encasillarse en una idea predefinida de banda que tiene como influencias desde Dream Theater hasta Queen o Deep Purple.

Se abría el “2038” con “Perder el Norte”, un tema pegadizo y energético. No le hizo falta al público calentar motores para empezar a darlo todo desde el minuto uno. Seguimos con “Fundido en negro”, una pieza más progresiva en el que apareció Fanfi con una máscara de gas de esas que se ven en las películas sobre nazis. Al acabar el tema, vino la segunda ovación del respetable a la banda.

Dimos paso a otro corte que habla de romper los miedos, de quitarte lo que te impide ser feliz. Así llegábamos a “Rómpelo”, un tema muy blues, en el que los músicos nos mostraron su excelso dominio sobre todos los instrumentos. En ese tema Martí, el teclista, nos deleitó con el saxofón, que se iría intercambiando con el teclado a lo largo del concierto.

Cambiábamos de influencias y nos fuimos “Con la música a otra parte” a dar la nota rockanrolera de la noche. Para este tema, contamos con Juanjo Melero exguitarrista de Sangre Azul, que nos invitó a disfrutar de un magnánimo duelo de solos junto a los otros dos guitarras, Carlos Álvarez y Matías Orero.

Llegábamos al siguiente tema “Me pone a cien” que trata sobre ganar cantidades ingentes de dinero y no ganar nada al final. Con el megáfono en la mano, Ángel Belinchón, el cantante, abre la canción. Un tema alegre y pegadizo en el que por momentos escuchábamos ritmos cariocas, ya que Fanfi salió con unas maracas y le puso un sombrero de lo más llamativo a Matías Orero, el guitarrista.
Un puntazo humorístico, sin duda.

Con el público a cien, se abría “Camino”, un tema más cañero y sinfónico que destacó por su maestría a los instrumentos. En esta canción los teclados y guitarras ganaron protagonismo. Pasamos “Al otro lado”, con una baladita más blues que se ganó otra ovación de los allí presentes.

En “Cautivos”, Fanfi nos acompañaría interpretando con símbolos la canción y utilizando carteles con imágenes. Pasamos ahora a uno de los temas más largos de la noche, “Peán” que vino acompañado de otro artista invitado, en este caso Ronnie Romero excantante de Lords of Black y actual cantante de Rainbow, entre otros. Cambios rítmicos y musicales, que junto a la conjunción en las voces, hizo que este tema derrochara calidad musical por todos los lados. Una maravilla, sí señor.

En cuanto empezaron a sonar los primeros acordes de la siguiente canción, “Me va a faltar el aire”, el público acompañó a Ángel durante todo el tema. Otra balada, muy sentimental, que te ponía los pelos de punta.

A las 22:30 de la noche Dry River acababan de interpretar su “2038” al completo y Fanfi salió para anunciar que el concierto se había acabado. El público entonces rugió e hizo el que hasta ahora fue el grito más fuerte de todos, que poco faltó para que se cayera el techo de la sala. Fue el bis por excelencia, el público quería más y todavía a la banda le quedaban unos cuantos ases en la manga por gastar.

Dry River volvía a la carga con la intro de “Traspasa” y luego “Bajo control”, con acordes de un color muy Deep Purple. Lo que vino a continuación, fue algo realmente mágico. Francisco Mazuecos de Solid Relax Project reemplazó a Pedro Corral a la batería y empezaron las primeras notas de lo que ya se sabía que iba a ser uno de los momentos álgidos de la noche. “Bohemian Rhapsody” de Queen magníficamente interpretada por la banda con Ronnie Romero de nuevo acompañando a Ángel a las voces. ¿Pero esto qué es? Pero ¡por favor! ¡Qué buena la versión que se acaban de marcar! Otra obra maestra de la noche.

Tras dejar atrás el subidón, bajamos las pulsaciones con “Melani” una versión del último disco de Asfalto. Se subieron Julio Castejón, guitarrista de Asfalto, y Roberto Bravo a los teclados, para colaborar en este tema que habla de la violencia de género sobre las mujeres. Cambiábamos de registro y “La llave del sol” fue el siguiente tema que sonó. Ángel a la guitarra, acompañado de Julio, defendieron este tema más acústico.


Volvimos a cambiar de tercio y llegó otro momentazo de la noche con “Irresistible”. Fanfi, ataviado con una ropa semideportiva, una cinta en la frente con orejas de gato y unas gafas a lo “Un, dos, tres” nos deleitó con su coreografía que hizo que el público moviera el esqueleto. Irresistible era esa imagen, que no podía dejar de mirar ni sonreír.

El concierto llegó a su fin con “Traspasa mi piel”, un tema que reunió a todos los músicos y los artistas invitados en el escenario, incluido el manager, para cantar este tema. Nada más oír la voz de Ángel, el público empezó a gritar, y sabiendo que ese sí que iba a ser el último tema, Dry River y el público disfrutaron de este último as de la noche.

Dry River, una banda que nos dio de beber del mejor rock progresivo, que nos emocionó y nos hizo estremecer. Sin duda, traspasó mi piel, y la de todos los allí presentes. El vínculo con el público fue férreo, que lo dio todo para el DVD y el sonido fue exquisito. Dry River son sinónimo de calidad, pasión, alegría, humor, instrumentalidad y profesionalidad. Sobresaliente absoluto.

Setlist:
01. Perder el Norte
02. Fundido en negro
03. Rómpelo
04. Con la música a otra parte
05. Me pone a cien
06. Camino
07. Al otro lado
08. Cautivos
09. Peán
10. Me va a faltar el aire
11. Traspasa (Intro) + Bajo Control
12. Bohemian Rhapsody
13. Melani
14. La llave del sol
15. Irresistible
16. Traspasa mi piel

 
Autora: Mari Carmen Tajuelo.
 

 

 

 

 

No te olvides de firmar
en mi libro

wildan

SYMPHONY BLOG

 

http://www.wikio.es  Añadir a Google! Santuario del Heavy Metal   Añadir a Feedage alertas RSS Santuario del Heavy Metal   Añadir a Mi Yahoo! Santuario del Heavy Metal   Suscribir en Pakeflakes Santuario del Heavy Metal  Suscribir en Bloglines Santuario del Heavy Metal   Vista previa de Feedage: Santuario-del-heavy-metal   Añadir a MSN Santuario del Heavy Metal

| Inicio | Noticias | Conciertos | Festivales | Fotos | Reseñas | Crónicas | Entrevistas | Enlaces | Garitos | Quienes somos |
Esta web esta optimizada para una resolución de 1024*768 navegador Internet Explorer 7 y Mozilla Firefox
Copyright © 2006 | Webmaster : Santuario del Heavy Metal