El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

  MySpaceFacebookYoutubeFeed RssContacto

 

 

04/03/2017
Crónica del concierto de Monkey 3 y Phonocaptors en la Sala Wurlitzer (Madrid, 09-02-17)

El pasado jueves 9 de febrero tuvimos la oportunidad de asistir al concierto de Monkey3, que fueron teloneados por una banda local, Phonocaptors. El evento fue organizado por Kraneo Producciones junto con Desert Sons, dos promotoras dedicadas a la difusión de estilos musicales tales como el rock y el metal, dedicándole especial atención a subgéneros como el stoner, doom, sludge y psicodelia, entre muchos otros. Esta ocasión traía como cabeza de cartel nada menos que a Monkey3, un grupo suizo con más de tres lustros de trayectoria y 6 discos a sus espaldas, creadores de una interesante mezcla de stoner y psicodelia. Fue ver el anuncio de su paso por Madrid lo que me llevó a marcar este evento en el calendario, y de paso a conocer a Phonocaptors, una banda de un estilo muy propio que me sorprendió gratamente. El sitio elegido fue la Wurlitzer, que a más de uno le sonará de otros conciertos o como garito para ir de afterhour a escuchar buena música. A pesar de no ser una sala de conciertos como tal, dio abasto al número de asistentes, y sonó bastante bien, a pesar del pronóstico de más de uno.

Sobre las 22.30 abrieron Phonocaptors, “un cuarteto instrumental de rock influenciado por la psicodelia, el garaje, el surf y la ciencia ficción que lleva en activo desde el verano de 2011.” Es la primera vez que cito algo que el propio grupo ha escrito sobre sí mismo, pero ¿qué mejor manera de introducir a un grupo con un sonido tan amalgamado y elaborado que poner la autopresentación que tienen en su página de Bandcamp? Y es que las ondas que irradia este grupo me fueron un tanto extrañas, quizá porque no estoy acostumbrado al surf ni al garage, y también porque no me esperaba tales influencias en un concierto de Monkey3. Distancias aparte, el grupo fue toda una experiencia. Las líneas de guitarra, a cargo de Miguel Ángel, sonaban constantemente en el umbral entre los riffs rítmicos y el solo, pasando con fluidez de unos bendings saturados de trémolos en los trastes superiores a unos acordes al otro lado del diapasón, con dedos volando de aquí para allá, unas veces punteando melodías calmadas y definidas, y otras rasgando frenéticamente las cuerdas, todo ello con un gran equipo de pedales de efectos. La forma de Rafael de tocar la batería, por su parte, era muy sólida, y mantenía la consistencia a través de compases que en más de una ocasión incorporaban mediciones irregulares, intercalando patrones inesperados, jugando con las notas muertas en la caja, manteniendo una pegada fuerte… Junto a él, Antonio, el bajista, era el encargado de mantener la base rítmica, atravesada por las cíclicas divagaciones de Miguel Ángel, de manera que el bajo cumplía el papel guía junto con la batería. Como añadido a todo esto, sonaba el teclado de Óscar, que contribuía al conjunto tanto con acordes fundamentales como acompañando a Miguel en sus intervalos de psicodelia. En fin, a quien le haya picado la curiosidad con esta descripción, puede escucharse el último EP de Phonocaptors, “Errata Naturae”, así como su álbum debut, “Danse Macabre”.

Tras la actuación de Phonocaptors, les tocaba el turno a Monkey3, que venían presentando su nuevo disco, “Astra Symmetry”, que vio la luz en septiembre del año pasado. Su estilo es una mezcla de stoner con rock psicodélico, con riffs pesados y aplastantes que a veces rozan el doom, sin dejar nunca de estar acompañados por ese característico halo del teclado, siendo el resultado del conjunto una potente atmósfera con aire supraterrenal. El último álbum está más encaminado a esa aura de misticismo que tanto recuerda (por lo menos a mí) a grupos como My Sleeping Karma, aunque sin perder la potencia que siempre acompaña a los temas de Monkey3. Los temas de este grupo tienen un groove bastante propio, al que contribuye principalmente el batería, cuya fuerza a la hora de tocar le hace sonar a baterista de metal, con redobles lentos y pesados y ritmos contundentes, ejecutados con una pegada criminal. Me sorprendió escuchar cantar al guitarra en ocasiones puntuales, ya que profería unos gritos graves y rasgados que también sonaban muy metaleros. Las canciones suelen estar recubiertas por unos teclados fundamentales, que tocan las notas tónicas sobre las que se apoyan los instrumentos de cuerda, prestando el suelo sobre el que se desarrollan el resto de melodías. El bajo sonaba fenomenal, potente pero definido. En algún tema del último disco, como “Dead Planet’s Eyes”, apuestan por introducir vocales melódicas, siendo por lo demás un grupo instrumental; a mí no me convencen esas voces, y debe ser que a ellos tampoco demasiado, porque las únicas líneas vocales que escuchamos esa noche fueron los gritos ya mencionados. Del “Astral Simmetry” tocaron temazos como “Moon” o “Crossroad”, y hacia mitad del concierto tocaron “Icarus”, mi tema favorito, y el más popular de la banda. Los solos de guitarra sonaban a belleza universal. Todo el concierto estuvo amenizado con proyecciones de escenas cósmicas, galácticas, siderales (no dudaron en poner un buen segmento de la película “2001: una odisea del espacio” de Kubrick), así como de visiones más abstractas, como de viaje de ácido. Era evidente que todo ese ambiente alucinógeno construido por la música y el proyector era lo que querían realzar los músicos más allá de sus propias personas, ya que apenas se movían, quietos como estatuas, sin darle al público incentivo alguno para mirarles. Los sonidos y las imágenes eran los protagonistas.

La velada acabó a la 1.00, tal y como estaba previsto. Desde aquí queremos agradecer a las promotoras organizadoras del evento en cuestión, en especial a Kraneo, ya que es la primera vez que tenemos el placer de asistir a un evento preparado por ella, aunque sin olvidar a Desert Sons, que una vez más ha cumplido su misión de traer a nuestra ciudad grupazos de la escena. ¡Hasta la próxima!

 
Autor: Rafael Aritmendi.
 

 

 

No te olvides de firmar
en mi libro

 

wildan

SYMPHONY BLOG

 

http://www.wikio.es  Añadir a Google! Santuario del Heavy Metal   Añadir a Feedage alertas RSS Santuario del Heavy Metal   Añadir a Mi Yahoo! Santuario del Heavy Metal   Suscribir en Pakeflakes Santuario del Heavy Metal  Suscribir en Bloglines Santuario del Heavy Metal   Vista previa de Feedage: Santuario-del-heavy-metal   Añadir a MSN Santuario del Heavy Metal

| Inicio | Noticias | Conciertos | Festivales | Fotos | Reseñas | Crónicas | Entrevistas | Enlaces | Garitos | Quienes somos |
Esta web esta optimizada para una resolución de 1024*768 navegador Internet Explorer 7 y Mozilla Firefox
Copyright © 2006 | Webmaster : Santuario del Heavy Metal