El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

  MySpaceFacebookYoutubeFeed RssContacto

 

 

24/08/2017
Garage Sound Festival en Auditorio Miguel Ríos (Rivas, Madrid, 14-15/07/17)

Si hay un evento al que tenía ganas de asistir era sin duda este: El Garage Sound Festival. Un nuevo festival que nace en la capital a raíz de unir dos pasiones, el mundo del motor y el Rock N’ Roll. La propuesta en sí era un tanto arriesgada, tanto por las bandas del cartel (una verdadera delicatesen para los amantes del buen Rock), como por el recinto elegido (bastante alejado del centro), como por la fecha, ya que las fechas se ubicaban los dos festivales más grandes de Rock de nuestro país. Aun así las expectativas eran bastante altas, al menos para mí. Expectativas que injustamente se desvanecían al ver la escasa afluencia de público que albergaba el Auditorio Miguel Ríos en la primera jornada de este recién nacido festival.

VIERNES 14 DE JULIO
La confusión sobre la apertura de puertas (que el primer día debió de ser a las 5 de la tarde) y el sol abrasador que reinaba en Rivas propinó a que la actuación de los locales Neon Delta fuese únicamente contemplada por apenas unos pocos asistentes que se encontraban aun accediendo a las inmediaciones. Aun así, la banda salió a ofrecer la mejor versión de sí misma, tal como nos tienen acostumbrados a hacer siempre.
Los siguientes en aparecer en escena eran TaxThe Heat, banda de Rock N’ Roll y Hard Rock originaria de Bristol, que pisaba nuestro país por primera vez y esperemos que no sea la última pues los ingleses quedaron algo decepcionados con el escaso público que se albergaba en la pista. Su actuación fue de más que de notable y en su setlist encontramos “Devil’s Daughter”, “Some Sympathy” o “Highway Home”.


Turno para Shawn James & The Shapeshifters fueron una de las grandes sorpresas del festival para muchos sin ninguna duda, pus la voz rasgada de Shawn James mezclada con las melodías de violín y banjo hacen de esta banda algo prácticamente único.


Le toca a The Answer, primera banda con más nombre del día. Que dan comienzo a su show con “Solas” de su último álbum de título homónimo. Lo único que esperaba al verles esta vez era que su setlist no se basara íntegramente en su disco más reciente como hicieron cuando en Diciembre abrieron el show de The Dead Daisies. Aunque si es cierto que tuvo un gran peso durante su actuación también pudimos disfrutar de temas más antiguo como “On and On” del primer disco “Everyday Demons”; “Spectacular” o “Raise a Little Hell”. Pudo apreciarse a un Cormac Nesson seguro y a gusto en el escenario, así como a sus demás compañeros en la banda.
El tiempo de cambio de backline se nos hizo bastante ameno pues las miradas estaban todas puestas en el cielo contemplando el gran espectáculo de Freestyle que Rocky Florensa, Antonio Navas y Marc Pinyol ofrecían para nuestro deleite.


Son pasadas las diez de la noche cuando se apagan las luces para recibir a The Darkness, que abren su show con “Black Shuck” y “Growing on Me”, a la que sigue “All the Pretty Grils”, primero de los tres nuevos temas que la banda presentaría hoy. The Darkness es una banda Hard Rock inglesa formada por los hermanos Hawkins hace a día de hoy casi 15 años. Se caracteriza mayormente por la característica aguda voz de Justin. Es la típica banda que, o la odias o te encanta. Los congregados en el auditorio Miguel Ríos esta noche optamos más por lo segundo. Tras un apretón de manos a los fotógrafos del foso por parte de Justin cae “Givin’ Up”, que durante el estribillo muestra enunos paneles con leds de colores la palabra “fukc”, entiéndase fuck. Además Justin, mostrándose bastante amable hoy le extiende el micrófono a un fanático de la primera fila para acabar de completar la última frase. La siguiente en caer es “Mudslide” que abre paso para la irreemplazable “One Way Ticket” introducida por unos golpes de cencerro a manos del bajista Frankie Poullain”.
Más con “Every Inch of You” de su tercer álbum (Hot Cakes) y “Japanese Prisioner of Love”, segundo de los tres temas nuevos que al principio comentábamos. En un abrir y cerrar de ojos habíamos llegado ya al ecuador del concierto. El ritmo que lleva The Darkness en directo siempre es imparable, son adrenalina pura. Menos mal que con “Love Is Only a Feeling” pudimos tomarnos un respiro. Posteriormente “Solid Gold” cierra la tanda de novedades por hoy, habrá que esperar a que saquen el nuevo disco para tener más material.
Sin más dilación aterriza “Barbarian” que se consolida como uno de los mejores cortes del “Last of Our Kind”. Perfecta para un viernes como este caía “Friday Night” seguida de “Get Your Hands Off My Woman” y “Stuck in a Rut”. El colofón final es sin duda “I Believe in a Thing Called Love”, una obra magistral donde las haya e himno por excelencia de la banda. “Love On the Rocks With no Ice” ponía punto y final al show con Justin subido a hombros de un miembro de la crew entre el público.
Es más que notable el gran momento por el que atraviesa la banda, con un Justin Hawkins totalmente recuperado. Dan Hawkins y Frankie Poullain totalmente compenetrados y Rufus Tiger Taylor totalmente integrado y que hace una gran labor a la batería. Para mí fue la mejor banda del festival. Si te has quedado con ganas de más (como muchos otros allí) en Noviembre les volveremos a tener por nuestras tierras.
Después de otro espectáculo de Freestyle, Dios Salve a la Reina ocupaban el escenario. Una de las cosas que poco me apetecía era ver a una banda tributo con el cúmulo de cansancio que tenía, pero he de admitir que la banda argentina me sorprendió bastante. El espíritu del mismísimo Freddie Mercury queda perfectamente reflejado a través de Pablo Padín, que lleva estudiados al dedillo los movimientos de su ídolo al dedillo, así como su vestuario, y a la voz poco le faltaba. El único inconveniente puede ser quizá su hora de actuar, pues yo no era la única que andaba por allí con cierto abatimiento, es así que la gente comenzaba a abandonar el recinto hasta quedarse casi desierto.
Pasaban las 2 de la madrugada cuando, tras el show de las Fuel Girls, saltaban a las tablas Mustasch. Banda sueca de Hard Rock que pisaba nuestro país por segunda vez (la primera fue en Madrid también, en 2013). Su show dio comienzo con uno de los mejores temas que la banda cosecha “Double Nature”. Esperaba ver un gran concierto, acorde a la gran banda que es, pero los problemas de sonido tomaron un gran protagonismo durante la actuación de los escandinavos (nada que ver con el gran sonido con el que las bandas anteriores contaron). A eso hay que sumarle que la mayoría del público había decidido retirarse ya por lo que la pista estaba básicamente despoblada, y aunque la banda que comanda Ralf Gyllenhammar puso todo su empeño en dar un buen concierto era bastante notable que no estaba cómoda sobre las tablas. Otros temas que interpretaron los escandinavos fueron “Deep In The Woods”, “Bring Me Everyone” o “I Hunt Alone” que marcaba el punto y aparte hasta el día siguiente.

SÁBADO 15 DE JULIO
Segunda jornada de festival y el sol apretaba aún más, si es que eso era posible. Hoy la apertura se adelanta a eso de las 2 de la tarde. Lo primero que había para disfrutar era una barbacoa para todos aquellos asistentes que deseasen almorzar dentro del recinto.
Tras ellos las actuaciones de Flomson Prison Band y los bilbaínos Los Brazos abrían el segundo día. No me cabe duda de que fueron dos grandes conciertos, pido disculpas ya que no pude llegar a ver a ninguno de los dos grupos.

Al tiempo que me encontraba accediendo al recinto tenía lugar la actuación de Barbe-Q-Barbies. Un quinteto formado únicamente por mujeres, proveniente de Finlandia que se encargaron de inyectarnos una buena dosis de buen Rock. Es la primera vez que pisaban nuestro país, de ahí normal que compararan nuestro sol con una de sus saunas de su tierra natal. Sin duda alguna lo que me llamó mucho la atención es que dos de ellas, Niki (cantante) y Minttu (bajista) se subieron al escenario a dar su actuación estando ambas embarazadas.
Seguidamente les llega el turno a Terrorvision, banda inglesa, famosa en los ’90 con su álbum “How to Make Friends and Influence People”. Es de éste precisamente el tema más renombrado de la banda y con el que abren el show: “Alice What’s the Matter?”, que en cuestión de segundos pone a saltar a toda la multitud. Es cierto que Terrorvision no está en la cima de su carrera como hace un par de décadas pero la entrega de su cantante Tony Wright, saltando sin parar de un lado a otro sumado a la interpretación de los clásicos de la banda como “Oblivion”, por poner un ejemplo, ayuda a que pasemos un buen rato.
Es tiempo de fiesta y de bailar más aún si se puede, pues después del primer espectáculo de motrocross del día llegan Ugly Kid Joe. Era su primera visita a Madrid y venían dispuesto a ponerlo todo patas arriba. Un repaso por toda la historia de la banda con temas entre los que destacan “Neighbor”, “So Damn Cool” o “Goddamn Devil” hacen que Hubo también tiempo para covers: “Cats In The Cradle” de Harry Chapin y “Ace of Spades” de Motörhead.
Pero a falta aún una cosa y es que sería impagable que el señor Whitfield Crane no cantase la mítica “Everything About You”, que marca el broche de oro de la actuación.
Otro espectáculo de Freestyle y el último del festival, el cual contemplamos con impaciencia. La espera se hace eterna y es que Extreme se hicieron algo de rogar y no dieron cabida a su show hasta casi las 22:45. “It ('s a Monster)”, “Li'l Jack Horny” y la imprescindible y divertida “Get the Funk Out”. La melodía de violines que da paso a “Rest in Peace” nos permite coger algo de aire, para volver a cantar minutos más tarde. Algo más discreta y comedida aparecía “I Am Ever Gonna Change” que precede a “Kid Ego”. Es ahora el típico sólo de guitarra de Nuno Bettencourt lo que introduce a “Play With Me”.

Llega “More Than Words”, ese tema que nos llega al alma y que en su día ocupó el primer puesto de Billboard en Estados Unuidos. Interpretada con las acústicas en mano. Son “Cupi’s Dead”, “Take Us Alive y “Hole Hearted” las que suenan antes de que Gary Charlone y los demás le cedieran todo el protagonismo al señor Bettencourt. El zumbido de las moscas antecede así a “Flight of the Wounded Bumblebee”, un solo guitarra magistral que nos deja boquiabiertos a todos.
Entramos ya en la recta final, y tras “Decadance Dance” la banda abandona el escenario momentáneamente. Regresan minutos más tarde con “Warheads” y finalmente “We Are The Champions” de Queen. Es el único reproche que puedo decir sobre la actuación de Extreme, y es que al interpretar estos dos temas fuera del tiempo estipulado se tuvieron que acortar forzosamente las actuaciones de los grupos posteriores.
Unos acelerados Thunder toman el relevo al finalizar otra actuación de las Fuel Girls. En principio todo parecía seguir su curso normal, pasado y presente de la banda se combinaban de manera perfecta creando una atmósfera inmejorable, solo dañada por una deshabitada pista que para nada brindaba el calor necesario que la banda inglesa merece.
Pero al haber comenzado el concierto con retraso, la actuación de la banda de Dany Bowes se vio interrumpida tras “Serpentine” y “I Love You More Than Rock N’ Roll”, abandonando el escenario sin despedirse, un comportamiento que dista mucho al del resto del show y al que habían mostrado anteriormente en la firma. Por este motivo “Love Walked In2 y “Dirty Love” se quedaron fuera esta noche.


Nashville Pussy son pura adrenalina y perfectos para cerrar una noche del mejor rock and roll, duro y potente, sin concesiones, veloz y contundente a partes iguales. Con la carismática Ruyter a la guitarra solista y su marido a la voz, los americanos ponían patas arriba Rivas agotando nuestras últimas energías. Así finalizaba la primera edición del festival.


Una vez finiquitado el evento solo me queda dar las gracias a la organización por la amabilidad y el excelente trato que nos han brindado en todo momento. Acceso directo desde la zona de prensa improvisada (pero sin falta de detalle) al foso, facilidades en los accesos. Lo que está claro es que Garage Sound Festival volverá y con más fuerza aún, y es que lo que hay que hacer en un festival es principalmente cuidar al público, y las opiniones son todas positivas, o casi todas, las bandas es algo secundario cuando el trato es tan exquisito. Un festival que ha llegado para quedarse, y es que no olvidemos que en un festival son más importantes las personas que las bandas para que funcione.

Si quieres ver más fotos copia o pincha en el siguiente enlace: http://www.flickr.com

 
Autor: Texto: Tamara Ruiz Fotos: Patricia Domínguez.
 

 

 

No te olvides de firmar
en mi libro

 

wildan

SYMPHONY BLOG

 

http://www.wikio.es  Añadir a Google! Santuario del Heavy Metal   Añadir a Feedage alertas RSS Santuario del Heavy Metal   Añadir a Mi Yahoo! Santuario del Heavy Metal   Suscribir en Pakeflakes Santuario del Heavy Metal  Suscribir en Bloglines Santuario del Heavy Metal   Vista previa de Feedage: Santuario-del-heavy-metal   Añadir a MSN Santuario del Heavy Metal

| Inicio | Noticias | Conciertos | Festivales | Fotos | Reseñas | Crónicas | Entrevistas | Enlaces | Garitos | Quienes somos |
Esta web esta optimizada para una resolución de 1024*768 navegador Internet Explorer 7 y Mozilla Firefox
Copyright © 2006 | Webmaster : Santuario del Heavy Metal